Biscotti de Almendras y Chocolate

Biscotti de Almendras y Chocolate

Esta receta de Biscotti de Almendras y Chocolate me trae lindos recuerdos… me transporta a la época que tenía Casa Cook y horneábamos una variedad de biscotti semana a semana. Hacíamos, incluso, unos versión mini para ofrecerlos con el café.

Los biscotti son unas galletas de origen italiano que se hornean dos veces, de ahí su nombre. Biscotto se deriva del latín ‘bis’ que significa ‘dos veces’ y ‘cotto’ que significa ‘horneado’.

  • En la primera horneada, la masa se cocina en forma de rollos.
  • Estos rollos se cortan en rebanadas y se hornean una segunda para que queden secos y crujientes.

Los biscotti se sirven con alguna bebida en la que se puedan mojar. En Italia se sirven tradicionalmente como postre después de la cena acompañados de un vino toscano llamado Vin Santo. En el resto del mundo se disfrutan comúnmente junto a una taza de café, té o chocolate caliente.

Biscotti de Almendras y Chocolate

Historia del Biscotti

Al igual que los orígenes del pastel de frutas o de la Torta Galesa, los biscotti se crearon para ser un alimento de larga duración durante los extensos viajes y batallas de las legiones romanas.

Después de la caída del Imperio Romano en el siglo V, los italianos hicieron todo los posible para sobrevivir el difícil período de la Edad Media, con lo cual hubo poco o ningún crecimiento culinario hasta su Renacimiento a finales del siglo XIV.

Con el Renacimiento, los biscotti resurgieron en la Toscana, una región ubicada en la zona central de Italia. Los panaderos tomaron el antiguo biscotti y lo transformaron en una galleta exquisita, dejando de ser un alimento básico y portátil consumido exclusivamente por soldados romanos.

También son conocidos como cantucci o biscotti di Prato (Prato, una pequeña ciudad donde abundan los almendros). Su receta tradicional se compone de harina, azúcar, huevos y almendras.

Los biscotti se hicieron tan populares a medida que se extendían por toda la península que pronto cada provincia desarrolló su propia versión hecha con distintos sabores: anís, amaretto, e incluso masas con sabor a limón.

Hoy en día, los sabores y aromas solo se limitan a la imaginación del pastelero. Las recetas modernas llevan esencias, especias y/o ralladuras; también trozos de chocolate, pasas y/o frutos secos como nueces, pistachos y avellanas.

Mi amor por los biscotti nació trabajando en la pastelería del Grand Hyatt en Washington D.C. 

Era mi primer trabajo, una pasantía de tres meses que me dejó muy lindos recuerdos. Un día me asignaron hornear los biscotti para la cafetería del hotel, hice los tradicionales con almendras. Al terminar con el segundo horneado los probé calentitos, su textura crujiente hizo que disfrute de cada bocado.

Cuando arranqué con mi negocio desde casa en el 2006, no dudé en incluir los biscotti a mi pastelería. Enseguida se convirtieron en el producto estrella. Comencé ofreciendo solo dos variedades: unos hechos con anís, ralladura de limón y almendras, y otros con jengibre, almendras y miel. 

Tuvieron tanto éxito que luego fui creando otras variedades hasta llegar a tener una docena de opciones, incluido estos Biscotti de Almendras y Chocolate.
Biscotti de Almendras y Chocolate

Consejos para Hornear el Biscotti Perfecto

Les dejo siete valiosos consejos para que lean antes de preparar estos deliciosos biscotti.

  • Durante el proceso de mezcla, asegurarnos de que los ingredientes se incorporen completa y uniformemente limpiando las paredes y fondo del bol con una espátula o cornet plástico.
  • Colocar la masa en la heladera por al menos una hora para que tenga una textura más firme al momento de formar los rollos.
  • Usar una balanza para dividir la masa; nos ayudará a obtener rollos del mismo tamaño y a que se horneen uniformemente.
  • Luego de la primera cocción, dejar enfriar los rollos antes de cortar en rebanadas. Mi consejo es esperar hasta el día siguiente pues ayuda a que se humedezcan y hace mas fácil el corte. Si se cortan aún estando calientes o tibios, lo más probable es que se quiebren.
  • Cortar las rebanadas con un cuchillo largo para pan (con dientes) con cuidado sin presionar hacia abajo. La idea es ir cortando con movimientos suaves hacia atrás y hacia adelante.
  • Para obtener rebanadas largas, cortar los rollos en diagonal.
  • Si llegarán a perder su crocantez, suele pasar cuando se los congela y descongela, llevarlos a un horno bajo a 120º C durante unos minutos hasta que vuelvan a estar crujientes.

Estos Biscotti de Almendras y Chocolate es una de las tantas opciones que pueden hacer con la receta que les comparto abajo. Pueden reemplazar las almendras por algún otro fruto seco y el chocolate negro cambiarlo por uno blanco o de leche. La ralladura de naranja también pueden obviarla y agregarle alguna esencia o especia que les guste.

#ManosALaMasa

Biscotti de Almendras y Chocolate
Imprimir Receta
5 de 1 voto

Biscotti de Almendras y Chocolate

Tiempo de preparación30 min
Tiempo de cocción1 h
Enfriar masa en la heladera1 h
Tiempo total2 h 30 min
Plato: Galletas
Cocina: Italiana
Keyword: biscotti
Raciones: 52 rebanadas
Autor: Gaby Meléndez

Ingredientes

  • 120 g manteca / mantequilla, temperatura ambiente
  • 250 g azúcar
  • ralladura de 1 naranja
  • 4 huevos, temperatura ambiente
  • 600 g harina 0000
  • 2 cdtas. polvo de hornear
  • ¼ cdta. sal
  • 180 g almendras, tostadas y cortadas de forma gruesa
  • 150 g chips de chocolate

Elaboración paso a paso

  • Colocar una rejilla en el centro del horno y precalentar el horno a 320º F (160º C). Tostar las almendras hasta que estén ligeramente doradas, 8 minutos aproximadamente. Enfriar y cortar.
    Alistar dos placas rectangulares con planchas de silicona tipo silpat. También se puede colocar papel vegetal.
  • En un bol mediano, mezclar los ingredientes secos: harina, polvo de hornear y sal. Reservar.
  • En el bol de la batidora y usando el batidor plano, cremar la manteca, azúcar y ralladura de naranja a velocidad media por 5 minutos o hasta que la mezcla esté cremosa y con un color amarillo pálido.
    Mientras se crema, detener la batidora un par de veces y, usando una espátula de goma, limpiar los lados y fondo del bol. Limpiar también el batidor que seguramente tendrá pegado algunos grumos de azúcar y manteca.
  • Agregar los huevos uno a uno; mezclar bien después de cada adición. Seguir batiendo a velocidad media por 2 a 3 minutos. Limpiar nuevamente el bol y batidor para asegurarnos que los huevos estén bien incorporados.
  • A velocidad baja, agregar los ingredientes secos y batir solo hasta que queden completamente incorporados en una masa homogénea y sin grumos.
  • Agregar las almendras cortadas y chips de chocolate. Mezclar y llevar la masa a la heladera; enfriar por al menos 1 hora.
  • Dividir la masa en cuatro porciones de 375 gramos cada una y formar rollos de 4 cm de diámetro.
    Colocar en las placas y presionar hacia abajo hasta que tengan un grosor de 1,5 cm. Pintar con clara de huevo.
  • Hornear por 30 minutos o hasta que estén bien cocidos. Dejar enfriar.
  • Con un cuchillo largo para pan (con dientes), cortar rebanadas de 1,5 cm de ancho en diagonal e ir colocándolas en las placas para hornear. Las placas no necesitan estar engrasadas.
    Nota. Para cortar los rollos, me gusta esperar hasta el día siguiente pues ayuda a que se humedezcan y se hace mas fácil el corte. Evita que las rebanadas se quiebren.
  • Hornear a 280°F (140º C) por 25-30 minutos. El tiempo dependerá del grosor de los biscotti, la idea es que queden sequitos y ligeramente dorados.

Notas

Almacenamiento
  • Los biscotti se pueden guardar y conservar en un recipiente hermético a temperatura ambiente o en la heladera por hasta un mes.

  • Instrucciones para congelar. Los biscotti horneados completamente (en rebanadas) o a medio hornear (en rollos) se pueden congelar por hasta 3 meses. Para congelar, déjalos enfriar por completo y luego colócalos en una bolsa tipo ziploc. Es importante sacar la mayor cantidad de aire posible de la bolsa antes de cerrarla. 

  • Instrucciones para descongelar. Los biscotti se descongelan a temperatura ambiente. Para los rollos de biscotti a medio hornear, cortar y hornear según las instrucciones de la receta. Si llegarán a perder su crocantez, tostar en horno bajo a 250°F (120º C) durante unos minutos hasta que vuelvan a estar crujientes.

3 Comments

  1. Hola muy excelente todas tus recetas , la avena debe ser instantánea para usar
    Gracias

  2. 5 stars
    Exquisito! Super gourmet!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.






*