Torta Galesa Tradicional

Torta Galesa o Torta Negra

La primera vez que probé esta delicia de Torta Galesa o Torta Negra fue en diciembre del 2014. Eran las primeras fiestas que pasaba lejos de casa (para los que no han leído Sobre Mí, soy ecuatoriana pero vivo hace 6 años en Argentina) y quería una “torta de Navidad” como la que solía preparar mamá… o al menos alguna que se le parezca… quedé encantada con su textura super húmeda y su sabor intenso a licor y especias.

Para ser sincera, siempre hago mis postres en casa… la suerte de tener una chef pastelera =) … pero esta torta siempre la terminaba comprando pues nunca me animaba a hornearla. Este año, con pandemia de por medio, celebramos el bautismo de mi bebé y quise prepararla para comer en familia.

Investigué un poco los ingredientes y leí muchos consejos para que salga perfecta. Armé mi propia receta y decidí prepararla solo con los frutos secos que me gustan (no es la típica receta con frutas abrillantadas). La primera prueba quedó un tanto seca pero con un sabor delicioso que iba mejorando a medida que pasaban los días. Nos la comimos toda obviamente, no quedó ni una sola migaja.

Torta Galesa Tradicional

Consejos para tener en cuenta

La segunda prueba fue la vencida. Acá les dejo varios tips para hornear una Torta Galesa de LUJO! Seguro la prepararé una vez más para Navidad.

  • Macerar las pasas en Brandy, Cognac o ron un día antes; si son dos mejor aún.
  • Escoger los frutos secos y/o frutas abrillantadas que más te gusten (siempre respetando la cantidad total que se especifica en la receta). En mi caso, usé una combinación de pecanas y nueces.
  • La ralladura es muy importante, no la omitas! Le da un toque cítrico característico.
  • Esta receta de torta es BIEN especiada pero siéntete libre en rebajar cantidades.
  • No te olvides de tener la manteca, los huevos y la leche a temperatura ambiente.
  • Preparar la torta una semana antes de consumir. Paciencia… lo bueno se hace esperar! El aroma a licor y especias se intensifican con el pasar de los días. Su textura también mejora, más si eligen bañarla con el almíbar que les dejo como opción abajo en la receta.

Un poco de historia

La Torta Galesa o Torta Negra es una receta clásica creada por inmigrantes galeses que llegaron a tierras del sur argentino, a la provincia de Chubut, en el año 1865. Estos primeros colonos tuvieron que enfrentar la escasez de agua y alimentos hasta que encontraron un lugar seguro donde establecerse.

Las mujeres hacían lo posible por hacer rendir los pocos alimentos que tenían a mano. Así crearon esta deliciosa torta, conocida también como Torta Negra. Con un poco de ingenio, mezclaron ingredientes que podían conseguir (harina, azúcar negra, frutos secos, frutas que habían sido confitadas para que se conserven más tiempo, miel, etc.) y obtuvieron un dulce de larga perdurabilidad y con un alto nivel calórico (justo lo que necesitaban para enfrentar las bajas temperaturas del invierno).

En Chubut, hasta el día de hoy, se sigue una linda tradición. Los novios escogen la Torta Galesa como la base de su torta de bodas. El día del casamiento se come todo menos el “piso de abajo” que los novios lo reservan para comer en su primer aniversario de boda.

Torta Galesa o Torta Negra

Torta típica del sur argentino hecha con azúcar negra, pasas y frutos secos. Perfumada con licor y especias que le dan un sabor único!
Tiempo de preparación30 min
Tiempo de cocción1 h 15 min
Macerar pasas1 d
Plato: Tortas
Cocina: Argentina
Keyword: frutos secos, licor, nueces, pasas
Raciones: 1 torta grande
Autor: Gaby Meléndez

Equipment

  • molde circular alto de 24 cm de diámetro

Ingredientes

  • 150 g pasas de uva
  • 150 g pasas rubias
  • 100 g ciruelas pasas, picadas
  • 120 ml brandy, cognac o ron
  • 200 g manteca / mantequilla, pomada
  • 200 g azúcar negra
  • 25 g miel de abeja
  • ralladura de 1 naranja o 2 limones
  • 4 huevos, temperatura ambiente
  • 170 ml leche entera
  • 400 g harina 0000
  • 30 g cacao en polvo sin azúcar
  • 1 ½ cdta. Bicarbonato de sodio
  • 1 cda. canela, en polvo
  • 1 cda. jengibre, en polvo
  • cdta. nuez moscada, en polvo
  • cdta. clavo de olor, en polvo
  • Pizca de sal
  • 200 g frutos secos (nueces, almendras, avellanas, pecanas) y/o frutas abrillantadas

Elaboración paso a paso

  • Macerar las pasas de uva, pasas rubias y ciruelas pasas en brandy, cognac o ron un día antes; si son dos mejor aún.
  • Colocar una rejilla en el centro del horno y precalentarlo a 325º F (160º C). Enmantecar un molde circular alto de 24 cm de diámetro.
    Nota. La receta rinde 2 kilos de masa. A mí me alcanzó para dos moldes circulares pequeños de 15 cm de diámetro (625 gramos cada uno) y una budinera o molde de pan (750 gramos).
  • Picar los frutos secos bien gruesos. Reservar.
  • En un cuenco mediano, mezclar los ingredientes secos: harina, cacao en polvo, bicarbonato de sodio, canela, jengibre, nuez moscada, clavo de olor y sal. Una vez que esté todo bien incorporado, agregamos los frutos secos y volvemos a mezclar. Reservar.
  • En el bowl de la batidora y usando el batidor plano, cremar la manteca con el azúcar, miel y ralladura a velocidad media por 4 minutos o hasta que la mezcla esté suave y cremosa. Si usas una batidora de mano, este paso tomará unos minutitos más.
    Al cremar, detener la batidora una o dos veces y limpiar el bowl con una espátula de goma. 
  • A velocidad media baja, agregar los huevos uno a uno. Verán que la masa se corta o se cuaja pero no se preocupen, está todo bien!
    Limpiar nuevamente el bowl y batidor para asegurarnos que los huevos estén bien incorporados.
  • Alternar los ingredientes secos con la leche; agregar en tres adiciones. Batir hasta que quede una masa homógenea.
  • Por último, agregar los frutos macerados y batir solo hasta que quede todo bien incorporado.
  • Verter la masa en el molde – o moldes – previamente preparado.
  • Hornear por 75 minutos o hasta que, al insertar un cuchillo en el medio, éste salga limpio.
    Dejar enfriar en el molde por 10 minutos, luego transferir la torta a una rejilla hasta que se enfríe completamente.
    Nota. El tiempo de horneado para mis dos moldes circulares pequeños y budinera (molde de pan) fue de 45 minutos.
  • OPCIONAL
    Una vez que hayamos horneado la torta, podemos preparar un almíbar para bañarla y que quede más húmeda.
    En una olla pequeña, hervir 70 ml de agua con 35 g de azúcar hasta disolver. Retirar del fuego y agregar 10 ml de brandy, cognac o ron. Dejar enfriar.
    Bañar/ pintar la torta por arriba; darle vuelta y mojarla también por abajo. Pueden repetir este paso una vez más al día siguiente.
  • Envolver en papel plástico y guardar herméticamente. Esperar una semana antes de consumir. No es que no se pueda comer al instante pero estará mucho más rica a medida que vayan pasando los días.
  • Decorar con azúcar impalpable, frutos secos, cerezas al marrasquino, etc.

Notas

Tip de Gaby
Mi consejo para esta TORTA es prepararla una semana antes de consumirla. Su sabor y textura mejoran con el tiempo, más si eligen bañarla con el almíbar. Verán que el aroma a licor y especias se intensifican con el pasar de los días.

Almacenamiento
En casa optamos por guardarla en la heladera porque nos gusta comerla fría pero se conserva a temperatura ambiente envuelta en papel plástico y guardada en un recipiente hermético.

2 Comentarios

  1. Daniel Mendez

    Me pareció muy buena la receta exelente👋👋👋

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *






*