Snickerdoodles o Galletas de Azúcar y Canela

Snickerdoodles (Galletas de Azúcar y Canela)

Hace tiempo que quiero probar hacer una receta de Snickerdoodles (Galletas de Azúcar y Canela). Así que tomé de base mi receta de Galletas de Naranja y Jengibre y partí de ahí. La gran diferencia es que estas llevan un mix de azúcar y canela por fuera.

La canela es uno de mis ingredientes favoritos cuando de postres se trata. Amo su aroma dulce y amaderada al momento de hornear o hervir una crema… es suave y cálida. (Está de más decir que me EN-CAN-TA-RON cuando las probé recién salidas del horno.)

El secreto para que salgan suavecitas, como me gustan, está en hornearlas unos minutitos menos.

Lo que haremos entonces es llevarlas al horno 10 minutos, enfriarlas en las placas por 5 minutos y luego transferirlas a una rejilla y dejarlas enfriar… hasta que se dejen comer. El transferirlas evitará que se sigan cocinando con el calor de la placa, es la clave para que podamos disfrutar de una galletita crocante por fuera pero muy chiclosa – chewy – por dentro.

En lugar de polvo de hornear, en esta receta usamos crémor tártaro y bicarbonato de sodio en conjunto. ¿Por qué? Pues el crémor tártaro le da a estas galletitas su distintivo sabor “ácido” y su textura “chiclosa” al evitar que el azúcar en la masa se cristalice y se vuelva crocante.

Si no tienen crémor tártaro a la mano o no lo consiguen fácilmente, no importa! Pueden reemplazar por polvo de hornear, en la receta les indico cómo. Así que no hay excusa, prueben hornear estas ricas Snickerdoodles (Galletas de Azúcar y Canela) para la hora del té o como postre para el almuerzo familiar del fin de semana; combina muy bien con helado de dulce de leche!

Muy fáciles de hacer. Nos llevará 1 hora enfriar la masa pero es un paso que no debemos saltarnos pues nos ayudará a bolear la masa fácilmente. También nos permitirá hornear galletas gorditas evitando que se expandan tan rápido con el calor del horno.

Es un “tiempo muerto” que pueden aprovechar para hacer otras cosas, yo me senté a jugar con Lara a la cocinita y a tomar el té en sus tacitas de madera =)

#ManosALaMasa

Snickerdoodles o Galletas de Azúcar y Canela

Galletas con un intenso sabor a canela. El secreto para que salgan suavecitas está en hornearlas unos minutitos menos.
Tiempo de preparación15 min
Tiempo de cocción10 min
Enfriar en heladera1 h
Tiempo total1 h 25 min
Plato: Galletas
Cocina: Americana
Keyword: canela, galletas, hora del té
Raciones: 24 galletas
Autor: Gaby Meléndez

Ingredientes

  • 230 g manteca / mantequilla, temperatura ambiente
  • 280 g azúcar
  • 2 huevos
  • 1 ½ cdta. extracto de vainilla
  • 390 g harina 0000
  • 2 cdtas. cremor tártaro *
  • 1 cdta. bicarbonato de sodio
  • ½ cdta. sal

Cobertura

  • 80 g azúcar
  • 2 cdas. canela en polvo

Elaboración paso a paso

  • En un bol mediano, mezclar los ingredientes secos: harina, bicarbonato de sodio, sal y crémor tártaro. Reservar.
  • En el bol de la batidora y usando el batidor plano, cremar la manteca y azúcar a velocidad media por 5 minutos o hasta que la mezcla esté aireada y con un color amarillo pálido. Si usas una batidora de mano, este paso tomará 10 minutos.
    Mientras se crema, detener la batidora un par de veces y, usando una espátula de goma, limpiar los lados y fondo del bol. Limpiar también el batidor que seguramente tendrá pegado algunos grumos de azúcar y manteca.
  • Agregar los huevos uno a uno; mezclar bien después de cada adición. Seguir batiendo a velocidad media por 2 a 3 minutos. Limpiar nuevamente el bol y batidor para asegurarnos que los huevos estén bien incorporados.
  • A velocidad baja, agregar lentamente los ingredientes secos y batir solo hasta que queden completamente incorporados en una masa homogénea y sin grumos.
  • Para mejores resultados, colocar la masa en un recipiente hermético y dejarla reposar en la nevera durante la noche (o al menos 1 hora).
  • Cuando estés listo para hornear, colocar una rejilla en el centro del horno y precalentar el horno a 375º F (190º C). Alistar dos placas rectangulares con planchas de silicona tipo silpat. También se puede usar papel vegetal.
  • En un bol pequeño, mezclar el azúcar restante y la canela.
  • Usando un scoop mediano para galleta o cuchara grande de mesa, formar bolitas. Hacer rodar por la mezcla de azúcar y canela e ir colocando sobre las placas, dejando una distancia de 7 cm entre galleta y galleta.
    Aplastar ligeramente cada galleta con la palma de la mano.
  • Hornear por 10 minutos, o hasta que las galletas estén doraditas en los bordes y ligeramente suaves en el centro.
    Dejar enfriar en las placas sobre una rejilla por 5 minutos, luego transferir las galletas a la rejilla hasta que se enfríen completamente.

Notas

* Reemplazar el crémor tártaro + bicarbonato de sodio por 2 cucharaditas de polvo de hornear.
Mi consejo. Estas galletas salen mejor cuando la masa ha reposado en la nevera durante la noche. Esto permite que todo el líquido de los huevos y la manteca se absorba completamente en la harina, creando así una galleta con más sabor y mejor  textura.

Almacenamiento
  • Las galletas se pueden guardar y conservar en un recipiente hermético a temperatura ambiente por hasta 5 días.

  • Masa sin hornear. Se puede guardar en la nevera en un recipiente hermético por hasta una semana. Antes de usarla, dejarla reposar a temperatura ambiente durante al menos 30 minutos antes de hacer las bolitas pues estará bastante dura.

  • Instrucciones para congelar. Las galletas horneadas se pueden congelar por hasta 3 meses. Las bolitas de masa sin hornear (que no estén cubiertas con azúcar) se congelan bien por hasta 3 meses. Para congelar las galletas horneadas, déjalas enfriar por completo y luego colócalas en una bolsa tipo ziploc separadas por papel de cocina (papel manteca). Para congelar las bolitas de masa, colócalas en una bandeja y llévalas al freezer por 30 minutos. Luego, guárdalas en una bolsa tipo ziploc colocando una a lado de otra. Es importante sacar la mayor cantidad de aire posible de la bolsa antes de cerrarla.

  • Instrucciones para descongelar. Las galletas horneadas se descongelan a temperatura ambiente. Las bolitas de masa se descongelan sobre la placa a temperatura ambiente durante una hora aproximadamente. Hornear según las instrucciones de la receta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.






*