Galletitas Shortbread de Limón y Romero

Galletitas Shortbread de Limón y Romero

No hay nada más irresistible que estas Galletitas Shortbread de Limón y Romero. Ni por un solo minuto pienses que es una simple galleta de manteca… verás que te saborearás hasta la última migaja! Con una combinación de sabores estupenda: el limón haciéndose presente con su frescura de verano mientras que el romero se impone con su intenso aroma y notas florales.

Estas galletitas, al igual que los scones, son masas dulces originarias de Escocia. Perfectas para la merienda con un rico cafecito caliente o té en hebras; también te dejo la opción de disfrutarlas con una copita de vino dulce o espumante. Son muy fáciles de preparar y, lo mejor de todo, puedes congelarlas; te sacarán de apuro el día que tus amigos caigan de visita.

Historia

Para los que vienen leyendo todos mis posts, ya deben saber que me encanta contarles la historia que hay detrás de cada receta que les comparto. Y esta no es la excepción. Ahí les va!

Esta historia comienza en la época medieval con el biscuit bread (pan de galleta). La palabra biscuit significa doblemente horneado, y eso era exactamente lo que se hacía.

En el siglo XII, cualquier sobrante de pan era horneado a bajas temperaturas (por segunda vez) hasta secarse completamente. De esta manera, se obtenían galletitas súper crujientes que se espolvoreaban con azúcar y especias. Fue más adelante, que la levadura del pan fue reemplazada por manteca y así nació el shortbread (galleta de manteca).

Puede que en el siglo XII se haya elaborado esta receta de shortbread. Sin embargo, su invención se le atribuye a María, Reina de Escocia, en el siglo XVI. Su equipo de chefs franceses tuvieron los ingredientes necesarios y el tiempo disponible para perfeccionar dicha receta.

Originalmente, esta masa de shortbread era horneada en un molde circular grande como una sola pieza. Pero los chefs de la reina modificaron esta “gran galleta” al cortarla en porciones individuales apenas salía del horno; tomaron el nombre de Pettitcoat Tails, por su forma triangular.

Como era de esperarse, estas galletitas de manteca eran muy caras y consideradas un lujo para ocasiones especiales como bodas, Navidad y año nuevo. Sin embargo, a través de los años, se convirtió en una receta de todos los días.

Ingredientes y preparación

Tradicionalmente, la receta estaba hecha de tres ingredientes: azúcar, manteca y harina de avena. Hoy en día, estas galletitas de manteca se elaboran con harina de trigo; te encontrarás con recetas que llevan una pequeña cantidad de harina de arroz o maicena con el fin de darle una textura más crujiente.

Es común también usar yemas de huevo, le aportan un extra de sabor y suavidad. Se puede aromatizar con esencias o ralladuras, agregar frutos secos bien picaditos, especias, chispas de chocolate, etc. Es cuestión de dejar volar la imaginación y “crear” una galleta con sabores alucinantes.

Ahora vamos a lo técnico. Estas Galletitas Shortbread de Limón y Romero se cocinarán en un horno a baja temperatura para evitar que se doren (quemen) demasiado. Si aún no lo sabes, el alto contenido de manteca en una receta hará que el producto agarre color más rápido que volando.

El método de preparación es muy fácil. Tendrás que cremar la manteca con el azúcar y la ralladura de limón. Luego, te tocará agregar la yema de huevo y el romero picado. Por último, incorporarás los ingredientes secos previamente tamizados y batirás hasta que se forme una masa bien suave y sin grumos.

Ahora, divide la masa en 2 porciones y dale forma de cilindro a cada una. Envuelve en papel plástico (por separado) y lleva a la nevera. Tendrás que esperar pacientemente 4 horas, lo siento! Una vez que los cilindros estén bien firmes, córtalos longitudinalmente en tajadas de 6 mm de grosor.

Las galletitas se colocan en dos placas, sobre papel de horno o planchas de silicona, y se hornean hasta que estén ligeramente doradas. Espera que se enfríen y listo. Disfrútalas! Las mías las rellené con mermelada de ciruela y quedaron de infarto.

#ManosALaMasa

Galletitas Shortbread de Limón y Romero

Nada más irresistible que estas galletitas… te saborearás hasta la última migaja! Te regalo una combinación de sabores estupenda, el limón dice presente con su frescura de verano mientras que el romero se impone con su intenso aroma y leves notas florales.
Tiempo de preparación20 min
Tiempo de cocción15 min
Enfriar en heladera4 h
Plato: Hora del Té
Cocina: Escocesa
Keyword: galletas, hora del té, limón, romero, shortbread
Raciones: 60 galletitas
Autor: Gaby Meléndez

Ingredientes

  • 250 g manteca / mantequilla, temperatura ambiente
  • 125 g Azúcar rubia
  • Ralladura de 1 limón
  • 1 yema de huevo
  • 1 cda. romero fresco, picadito
  • 300 g harina 0000
  • 60 g maicena o harina de arroz
  • Pizca de sal

Relleno.

  • c/n mermelada de ciruela, opcional

Elaboración paso a paso

  • En un bol pequeño, pesar y tamizar los ingredientes secos: harina, maicena y sal. Reservar.
  • En el bol de la batidora y usando el batidor plano, cremar la manteca a velocidad media por 2 minutos o hasta que esté pálida.
  • Agregar el azúcar. Seguir batiendo, a velocidad media, por 3 minutos más.
    Mientras se crema, detener la batidora un par de veces y, usando una espátula de goma, limpiar los lados y fondo del bol. Limpiar también el batidor que seguramente tendrá pegado algunos grumos de azúcar y manteca.
  • A velocidad baja, agregar la yema de huevo y el romero picado. Batir por un minuto.
  • A velocidad baja o con una espátula, incorporar los ingredientes secos y mezclar solo hasta que queden completamente incorporados en una masa homogénea y sin grumos.
  • Divide la masa en 2 porciones de 370 gramos aproximadamente. En una superficie enharinada, hacer 2 cilindros de 18 cm de largo. Envolver en papel plástico y refrigerar por al menos 4 horas.
    Nota. En este punto, puedes freezar los cilindros si así lo deseas; se conservarán perfectamente por hasta 6 semanas.
  • Colocar una rejilla en el centro del horno y precalentar el horno a 160º C. Alistar 2 placas rectangulares, cada una con una plancha de silicona.
  • Cortar los cilindros longitudinalmente en tajadas de 6 mm de espesor.
  • Colocar las galletas en las placas, dejando una distancia de 5 cm entre ellas, y espolvorearlas con azúcar.
  • Hornear por 12-15 minutos o hasta que las galletas comiencen a tomar un color dorado.
    Enfriar en la misma placa apoyada sobre una rejilla por 10 minutos. Luego, transferir las galletas a una rejilla hasta que se enfríen completamente.

Notas

Tip de Gaby.
  • Al picar el romero, utilizo un pequeño truco que aprendí de uno de mis libros de pastelería. Le agrego una cucharadita de azúcar (de la que pese para la receta) a mis hojitas de romero; esto me ayuda a cortarlas super finitas sin que me salten por todos lados y sin que se me peguen en el cuchillo.
Almacenamiento
  • Las galletas se pueden guardar y conservar en un recipiente hermético a temperatura ambiente por hasta 4 días (en el freezer hasta por un mes).

  • Instrucciones para congelar. Para congelar la masa sin hornear, envuelve los cilindros con papel plástico y luego con papel aluminio; se conservarán en el freezer por hasta 6 semanas.

  • Instrucciones para descongelar. La mejor manera es descongelar los cilindros en la nevera desde la noche anterior; pero si los necesitas para YA, puedes dejarlos descongelar a temperatura ambiente lo mínimo necesario. Apenas puedas cortar la masa, hazlo y hornea las galletitas como se indica en la receta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.






*