Utensilios Básicos de Pastelería

Utensilios de Pastelería para Casa

Desde que comencé a estudiar panadería y pastelería – allá por el año 2003 – no he parado de hornear, de crear recetas y de comprar Utensilios de Pastelería para Casa. Tengo la misma debilidad que un niño entrando a la juguetería y queriendo comprar todo lo que encuentra en su camino.

Obviamente, muchas de las cosas las he usado poco y nada. Dicho esto, en este super post te cuento cuáles son los utensilios de pastelería que deberías tener en tu cocina para comenzar a preparar postres, from scratch!

1. Batidora de Mesa.

La herramienta que más AMO es mi batidora Kitchen Aid. Si tienes la posibilidad de adquirir una, la Artisan 4,8 LTS es el tamaño perfecto. Te aseguro que, junto al horno, es el aparato que más vas a usar así que vale la pena hacer el gasto!

Si recién estas empezando y no eres de los que trabajas con grandes cantidades de masa o con recetas que requieran varios minutos de mezcla, la batidora de mano es la mejor opción. Te salvará cuando quieras batir claras de huevo para tus macaroons o mezclar ingredientes para tus tortas y budines.

2. Balanza de cocina.

Siempre estuve acostumbrada a preparar mis postres usando tazas medidoras. Pero descubrí otro mundo cuando comencé a estudiar pastelería. Me siento mucho más cómoda pesando los ingredientes. Por qué? pues porque un gramo siempre será un gramo y un mililitro siempre será un mililitro. Pero una taza NO SIEMPRE será una taza. En pastelería, la exactitud lo es todo, y esa ligera cantidad de más, o menos, de algún ingrediente podría significar un pequeño desastre a la hora de hornear. Así que recomiendo tener una pequeña balanza, la usarás cada vez que quieras hacer alguna de mis recetas!

3. Tazas y cucharas de medir.

Así como muchos blogs de cocina trabajan sus recetas con gramos, onzas y/o mililitros, también te vas a topar con recetas que te indican las cantidades en tazas y cucharas. Asegúrate también de tener al menos una jarra de vidrio para medir líquidos, esas que vienen marcadas con varias medidas en litros y mililitros, tazas y onzas.

4. Cuencos de acero inoxidable.

Amo todos los utensilios en acero inoxidable por dos cosas: son muy lindos a la vista y duran casi casi que para toda la vida! Con un juego de 4 cuencos de diferentes tamaños será suficiente para ponerte manos a la obra. Son perfectos para derretir chocolate en baño María, hacer una mezcla rápida de pancakes o para preparas distintas masas y merengues si lo que usas es batidora de mano.

5. Una buena cacerola.

Una vez más, te recomiendo que compres una cacerola de acero inoxidable. De esta manera te evitarás reemplazar y volver hacer el gasto cada tanto. Una cacerola de 3 litros es el tamaño perfecto si lo que buscas es invertir en una sola .

6. Tabla de cortar.

Seguro ya tendrás al menos una tabla de cortar en tu cocina. Mi recomendación es que tengas, aparte, una grande y otra mediana que sean antideslizantes. De esta manera podrás alternarlas para cortar frutas frescas, chocolate, frutos secos, tus panes recién salidos del horno, etc.

7. Cucharas, cuchillos & espátulas.

Acá te dejo una lista de los utensilios con los que te vas a defender en la cocina!

Una cuchara de madera para elaborar cremas. Y, una espumadera por si te animas hacer bagels o masas fritas.

Un cuchillo francés para cortar chocolate y frutos secos. Un cuchillo mondador para cortar frutas frescas. Y, un cuchillo de sierra para cortar pan.

Una espátula de goma resistente al calor para elaborar cremas y verter el contenido de algún recipiente. Una espátula pastelera de codo (escalonada) para decorar tus tortas. Y, una espátula para masa de pan también conocida como scraper (rascador de cocina). Puedes tener una de acero inoxidable que la usarás para cortar masas de panadería y otra de plástico que te servirá para limpiar el bowl de la batidora cuando estés elaborando distintas masas y/o mezclas.

8. El rodillo perfecto.

Mis dos tipos de rodillo favoritos son el de madera y el de mármol. Un rodillo de mármol siempre será más frío al tacto, lo que lo hace perfecto para estirar masas de pies y tartas – que están elaboradas con mucha manteca. El de madera te vendrá perfecto para estirar masa de pan y hacer unos ricos rolls de canela!

9. Moldes para hornear.

Moldes, los hay de todos las formas y tamaños que puedas imaginarte. Así que te daré una lista de los que al menos deberías tener: 2 moldes circulares de 9 pulgadas de diámetro, 1 molde cuadrado de 9×9 pulgadas, 1 molde rectangular de 9×13 pulgadas (perfecto para hacer brownies) 2 moldes para 12 muffins cada uno, 1 molde de tarta de 9 pulgadas, 2 placas para galletas de 10×15 pulgadas (o el tamaño que entre en el horno de tu casa), 2 o 3 moldes para pan de 9×4 pulgadas.

10. Plancha de silicona “Silpat”.

Estas planchas de silicona han cambiado mi vida por completo! El papel encerado/grasa/parafinado es genial, no lo dudo. Pero, ¿por qué no hornear sobre algo que se pueda volver a usar? Cada masa de galletas que horneo es encima de una de estas planchas. También las uso para enfriar caramelo o después de bañar trufas con chocolate (se desprenden fácilmente!). Puedes comprar al menos 2 silpats del tamaño de tus placas para galletas.

11. Scoops para galletas.

Estas cucharas te ayudarán a conseguir la forma perfecta y un mismo tamaño para todas las galletas. Aparte, te ahorrarás mucho tiempo “boleando” la masa. Te recomiendo que tengas una de cada tamaño: una pequeña #60, una mediana #40 y una grande #20. Si es de elegir una, la mediana es el tamaño indicado.

12. Cortadores de galletas.

Te recomiendo comprar un juego completo de cortadores circulares, preferiblemente de acero inoxidable. Los vas a usar muchísimo si eres amante de los alfajores y de las galletitas de manteca con relleno!

13. Manga pastelera y boquillas.

Las mangas pasteleras son excelentes para decorar tortas así como también para trabajar masas suaves – como la masa de pâte à choux con la que elaboramos eclairs y profiteroles. Puedes usar una manga de silicona o una manga de plástico descartable. La ventaja de la manga de silicona es que se la puede usar una y otra vez pero, lo malo es que en algún momento agarrará olor. Las mangas plásticas son más flexibles y fáciles de manejar, y si eres cuidadoso, podrás lavarlas sin problema y volverlas a usar varias veces más!

Tamaño? me gustan las mangas grandes. Te recomiendo una de 16 pulgadas (40 cm.), las más pequeñas tienden a ensuciarse rápidamente. En cuanto a las boquillas, puedes arrancar con una boquilla redonda y otra boquilla estrella de tamaño pequeño. Te servirán más que nada para decorar tus cupcakes, tortas y galletas.

14. Rejillas para enfriar.

Muchos de nosotros, incluyéndome, subestimamos la importancia de estas mágicas rejillas. Nunca, pero nunca, dejes enfriar tus cakes, muffins o galletas en el molde o placa donde los horneaste. Aunque no lo creas, se seguirán “horneando” en la mesada de tu cocina. Las rejillas son imprescindibles para que el proceso de cocción se detenga y nuestros productos se enfríen de manera uniforme.

Seguro muchos de ustedes tendrán algunos de estos utensilios en casa, al menos los que ya llevan algún tiempito horneando! Si estás recién comenzando, te recomiendo que vayas comprando según tus necesidades. Esta lista de utensilios es solo una guía para ayudarte a comprar los utensilios correctos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*