Galletas Crunchy de Mantequilla de Maní

Galletas Crunchy de Mantequilla de Maní

Estas Galletas Crunchy de Mantequilla de Maní son un clásico de la pastelería americana desde la década de 1930. Crujientes por fuera, suaves y “chewy” por dentro, esta super receta tiene como ingrediente principal – y estrella – la mantequilla de maní… muchísima mantequilla de maní!

Acá hago un paréntesis para contarles que las GALLETAS son mi debilidad! Mejor dicho, todo los dulces que tengan textura de “masa” – sean brownies, tortas, budines, muffins – son mi debilidad. No soy muy fan de los cheesecakes ni las cremas pero de vez en cuando sale mi #almadegordita y se me antoja un mousse de chocolate, un helado de pistacho o un rico cheesecake de dulce de leche.

Bueno, listo con mi confesión, volvamos a lo nuestro. Cuando horneamos una cookie (#cuki – me gusta como suena) o galleta, queremos alcanzar el bocado perfecto: que se derrita en nuestra boca pero que al mismo tiempo quede crocantita. La azúcar mascabo (puedes usar azúcar morena también) nos dará esa textura suave y pegajosa del interior de la galleta mientras que la manteca y la mantequilla de maní se encargarán de esos bordes crujientes y doraditos que tanto amamos.

Son muy fáciles de hacer, te lo prometo, solo tienes que batir la manteca y el azúcar hasta que estén bien cremosos. Agregas el huevo con la vainilla y bates hasta que se incorpore todo. La mantequilla de maní la añades usando una espátula para que no se quede ni un poquito en el bowl. Los ingredientes secos van de últimos. Una vez que la masa esté bien refrigerada (al menos 4 horas), precalentamos el horno, formamos las galletas y horneamos… voilà! ahora a disfrutar esta delicia de cookie.

Abajo te dejo la receta detallada de estas Galletas Crunchy de Mantequilla de Maní con las cantidades exactas de los ingredientes y el paso a paso. Espero que te animes a prepararlas! Yo ya sumé puntos con mi cuñado, el otro día le mandé a regalar y le encantaron =)

Galletas Crunchy de Mantequilla de Maní

Crujientes por fuera, suaves y “chewy” por dentro, estas super galletas son un clásico de la pastelería americana.
Tiempo de preparación20 min
Tiempo de cocción20 min
Enfriar en heladera4 h
Tiempo total4 h 40 min
Plato: Galletas
Cocina: Americana
Keyword: azúcar mascabo, crunchy, galletas, maní, mantequilla
Raciones: 16 galletas
Autor: Gaby Meléndez

Ingredientes

  • 115 g manteca / mantequilla, temperatura ambiente
  • 100 g azúcar
  • 110 g azúcar rubia / morena
  • 1 huevo, temperatura ambiente
  • ½ cdta. esencia de vainilla
  • 220 g mantequilla de maní, crunchy
  • 180 g harina 0000
  • ½ cdta. bicarbonato de sodio
  • ½ cdta. sal
  • 90 g maní, tostado y picado (opcional)

Elaboración paso a paso

  • En un cuenco mediano, mezclar los ingredientes secos: harina, bicarbonato de sodio y sal. Reservar.
  • En el bowl de la batidora y usando el batidor plano, cremar la manteca, azúcar y azúcar mascabo a velocidad media por 5 minutos o hasta que la mezcla esté aireada y con un color amarillo pálido. Si usas una batidora de mano, este paso tomará 10 minutos.
    Mientras se crema, detener la batidora un par de veces y, usando una espátula de goma, limpiar los lados y fondo del bowl. Limpiar también el batidor que seguramente tendrá pegado algunos grumos de azúcar y manteca.
  • Agregar el huevo y esencia de vainilla; seguir batiendo a velocidad media por 2 a 3 minutos. Limpiar nuevamente el bowl y batidor para asegurarnos que el huevo haya quedado bien incorporado.
  • Agregar la mantequilla de maní y batir a velocidad media baja por 2 minutos más o hasta que quede completamente combinado.
  • A velocidad baja, agregar lentamente los ingredientes secos y batir solo hasta que queden completamente incorporados en una masa homogénea y sin grumos.
  • Para mejores resultados, colocar la masa en un recipiente hermético y dejarla reposar en la nevera durante toda la noche (o al menos 4 horas). Cuando estés listo para hornear, colocar una rejilla en el centro del horno y precalentar el horno a 350º F (175º C). Alistar 2 placas rectangulares de 27×39 cm (10×15 pulgadas), cada una con una plancha de silicona.
  • Usando un scoop mediano para galleta o cuchara grande de mesa, formar bolitas e ir colocando sobre las placas, dejando una distancia de 5 cm entre galleta y galleta. Aplastar ligeramente cada galleta con la palma de la mano.
  • Hornear por 18 a 20 minutos, o hasta que las galletas estén doradas en los bordes y todavía un poco pálidas y ligeramente suaves en el centro.
    Dejar enfriar en las placas por 5 a 10 minutos, luego transferir las galletas a una rejilla hasta que se enfríen completamente.

Notas

El tiempo de cocción dependerá de la temperatura de la masa y el tamaño de cada galleta. Hornear por más tiempo si quieres galletas más crocantes y por menos tiempo si prefieres galletas más suaves y pegajosas.
Esta receta rinde también para 40 mini galletitas de 20 gramos. El tiempo de cocción será menor, comienza por 10-12 minutos.

Mi consejo. Estas galletas salen mejor cuando la masa ha reposado en la nevera durante la noche. Esto permite que todo el líquido de los huevos y la manteca se absorba completamente en la harina, creando así una galleta con más sabor y mejor  textura.

Almacenamiento
  • Las galletas se pueden guardar y conservar en un recipiente hermético a temperatura ambiente por hasta 5 días.

  • Masa sin hornear. Se puede guardar en la nevera en un recipiente hermético por hasta una semana. Antes de usarla, dejarla reposar a temperatura ambiente durante al menos 30 minutos porque estará bastante dura.

  • Instrucciones para congelar. Se puede congelar tanto las galletas horneadas como las bolitas de masa sin hornear por hasta 3 meses. Para congelar las galletas horneadas, déjalas enfriar por completo y luego colócalas en una bolsa tipo ziploc separadas por papel de cocina (papel manteca). Para congelar las bolitas de masa, colócalas en una bandeja y llévalas al freezer por 30 minutos. Luego, guárdalas en una bolsa tipo ziploc colocando una a lado de otra. Es importante sacar la mayor cantidad de aire posible de la bolsa antes de cerrarla.

  • Instrucciones para descongelar. Las galletas horneadas se descongelan a temperatura ambiente. Las bolitas de masa se descongelan sobre la placa a temperatura ambiente durante una hora aproximadamente. Hornear según las instrucciones de la receta.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *






*